iPhone 5 vs iGo 5 (o 6, más no)

iPhone 5 vs iGo 5 (o 6, más no)

O lo que es lo mismo: Apple Inc. vs Bancal SA. Entre igólatras y fanboys anda el juego.

Impacto socioeconómico.

Dice Forbes que dice JP Morgan que el iPhone 5 podría aumentar medio punto el producto interior bruto de Estados Unidos. Yo sospecho que 5 o 6 higos me meten un buen puñao de calorías en el cuerpo. 65kcal por 100 gr. dicen aquí.

Por otro lado, se estima que el coste salarial del predecesor del iPhone 5 se eleva hasta los 20$ de los 400$ que cuesta cada unidad. Y encima van los operarios de Foxconn y protestan. Hasta los adultos han protestado. La nota positiva es que la mayor parte del resto de beneficiarios de los otros 380$ por unidad no se han manifestado.

Aunque el modelo de producción de Apple sea manifiestamente mejorable, al menos se declara ortodoxamente capitalista. Lo de bancalsa debe ser peor: el mutismo es total. Probablemente el miedo a las represalias hace invisibles a los operarios.

Diseño y propiedad intelectual.

Aquí sí que sí. Aquí no hay color.

Apple Inc. ha sabido desarrollar originales, únicos e innovadores diseños. Vamos, un gran paso pa la humanidad. Y además los ha patentao. Mientras tanto, Bancalsa no ha sabido sacar partido de sus miles de millones de años de paciente R&D. Nula visión empresarial.

Mientras que Apple patenta sus altamente innovadoras esquinas redondeadas y demanda a todos sus rivales, al bancal ni está ni se le espera en este suculento negocio “de la demanda porque sí, porque puedo”. Anda que no le iría bien litigando con el primo naranjo sobre la forma esférica de sus frutos o incluso la forma de colgar  de los árboles. Un filón.

Chascarrillos

  • para qué quieres un esmarfon si tu eres idiota
  • tonto, quieres un iGo?

Cracking Open the iGo (no pretenderás que lo haga con un iPhone verdá?)

Herramientas hacen falta pocas y se desmonta con facilidad. El proceso de montaje es algo más complicao.

 

 

Conclusión

Diferentes productos para diferentes necesidades. Allá cada cual con su tiempo y su dinero. ¡Entre igólatras y apple fanboys anda el juego!